RECONSTRUCCIÓN DEL HIMEN

Suelo pélvico, todo lo que debes saber

El suelo pélvico es una zona desconocida para muchas mujeres. ¿Qué es exactamente el suelo pélvico? ¿Para qué sirve? ¿Cómo hay que cuidarlo? 

Son muchas las preguntas que una mujer se puede realizar sobre el suelo pélvico y en Femini Care os vamos a dar todas las respuestas. 

¿Qué es el suelo pélvico? 

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos que rodean la cavidad abdominal, es decir, se encuentran en la base de la pelvis. Este conjunto de músculos que forman el suelo pélvico se encarga de sostener los órganos pélvicos (vagina, útero, uretra y vejiga). Y aquí está el kit de la cuestión: cuando el suelo pélvico se debilita, no sostiene bien estos órganos y esto puede afectar al buen funcionamiento de los mismos. 

suelo-pelvico-esquema

¿Por qué se debilita el suelo pélvico? 

El suelo pélvico es una zona delicada que puede dañarse tanto por causas naturales del cuerpo, como por causas externas:

  • Embarazos: Lo más normal es que los embarazos, el parto y el postparto afecten a nuestro suelo pélvico, debilitando y produciendo atrofia vaginal o prolapso (descendimiento de los órganos del suelo pélvico). 
  • Menopausia: La menopausia es un factor natural que también afecta al suelo pélvico, haciendo que aparezca la sequedad vaginal y se debiliten las paredes de la vagina. 
  • Deportes de alto impacto: Otro de los motivos por los que se debilita el suelo pélvico es el deporte de alto impacto, Correr, saltar, crossfit, entre muchos otros, pueden hacer que el suelo pélvico se debilite y suframos incontinencia urinaria. 

¿Qué pasa si tengo el suelo pélvico debilitado? 

Un suelo pélvico debilitado es un problema que puede causar graves molestias en la mujer. Una de las principales alteraciones es la incontinencia urinaria que provoca pérdidas de orina al realizar pequeños esfuerzos como reír o estornudar. 

incontinencia-suelo-pelvico

El prolapso es otra de las consecuencias de tener el suelo pélvico debilitado. Esto se traduce en el descenso de los órganos intraabdominales provocando incomodidad y dolor en la pelvis. 

Además de estas dos consecuencias, podemos padecer disfunciones sexuales por no tener el suelo pélvico en buenas condiciones. 

¿Cómo fortalecer el suelo pélvico? 

Ejercicios de Kegel 

Los ejercicios de Kegel son los más efectivos para ejercitar el suelo pélvico. Para realizarlos deberemos contraer los músculos de la zona durante unos segundos y después relajarlos. Si quieres conocer en profundidad los ejercicios de Kegel, puedes leer el artículo “Ejercicios de Kegel: cómo, cuándo y por qué”. 

kegel-suelo-pélvico

Fisioterapia manual del suelo pélvico 

Realizar sesiones de fisioterapia de suelo pélvico ayudará a fortalecer la zona de manera correcta gracias al asesoramiento de nuestras especialistas. Se realizarán exámenes tanto externos como internos para valorar la situación del suelo pélvico. 

Nuestras profesionales realizarán masajes para fortalecer la zona y también podrán valorar los hábitos de estilo de vida para conocer en profundidad las causas del problema. 

Fisioterapia del suelo pélvico con Indiba 

Gracias a la última tecnología INDIBA, se pueden obtener resultados excelentes en el suelo pélvico, consiguiendo regenerar los tejidos en menor tiempo. 

La radiofrecuencia INDIBA incentiva la estimulación celular, permitiendo recuperar el tono del suelo pélvico y dejar atrás la incontinencia o el prolapso.  

Los resultados de este tratamiento pueden apreciarse desde la primera sesión. 

Láser ginecológico Monalisa Touch 

Monalisa Touch es un láser diseñado específicamente para tratar la mucosa vaginal. Con este tratamiento se consigue aumentar la producción de colágeno para restaurar las condiciones de la región vulvovaginal. 

Este proceso permite que la mucosa vuelva a estar hidratada y por lo tanto, se facilite la recuperación del suelo pélvico. 

Fortalecer el suelo pélvico no es tarea fácil, pero si conseguimos hacerlo correctamente podremos mejorar y aliviar los síntomas de las disfunciones que padezcamos. 

¿Cuándo empezar a ejercitar el suelo pélvico? 

No hay una edad exacta para empezar a fortalecer el suelo pélvico pero un buen momento para hacerlo podría ser durante el primer embarazo y así preparar la musculatura para el parto.  

Muchas mujeres empiezan a cuidar su suelo pélvico después de percibir que tienen la zona debilitada, pero lo mejor es ejercitarlo y tonificarlo antes de padecer cualquier disfunción para así poder prevenirla. 

En Femini Care tenemos un equipo de fisioterapeutas especializadas en el cuidado del suelo pélvico que te ayudarán a recuperar la musculatura y volver a ser la de siempre. Deja atrás cualquier disfunción del suelo pélvico de forma rápida y segura en nuestras clínicas Femini Care.  

ejercicios-kegel

Ejercicios de Kegel: cómo, cuándo y por qué

El cuidado del suelo pélvico es crucial para mantener una buena salud íntima y los ejercicios de Kegel son un gran aliado. Fortalecer los músculos de debajo del útero, vejiga e intestino grueso nos ayudará a evitar disfunciones del suelo pélvico y la ejecución rutinaria de estos ejercicios es una de las formas más conocidas y eficaces para fortalecer la zona. 

¿Cuándo empezar con los Ejercicios de Kegel? 

Deberíamos darle a los músculos del suelo pélvico la misma importancia que al resto de músculos del cuerpo. Igual que cuidamos nuestro físico a diario yendo al gimnasio o haciendo cualquier tipo de deporte, deberíamos fortalecer los músculos de nuestra zona íntima, también, a diario. Si aún no has empezado, créenos, cuando empieces a ver los beneficios de ejecutarlos no vas a querer dejar de cuidarte. 

Un buen momento para empezar a realizar los ejercicios de Kegel es durante el embarazo. Así prepararemos nuestro suelo pélvico para el parto y nos ayudará a tener una mejor recuperación también durante el postparto. 

A parte, son muchos los motivos por los que las mujeres deciden fortalecer el suelo pélvico: 

  • Incontinencia urinaria: fortalecer el suelo pélvico ayudará a controlar las pérdidas de orina. 
  • Prolapso: los ejercicios de Kegel ayudarán a sostener los órganos pélvicos. 
  • Mejorar las relaciones sexuales: controlar las contracciones que realiza la vagina facilitará su relajación y mejorará la calidad de las relaciones sexuales. 
  • Reducir el dolor pélvico 

Cómo identificar los músculos del suelo pélvico 

El piso pélvico es una estructura de músculos, y tejido conectivo que entrega soporte y estructuras de suspensión a los órganos pélvicos y abdominales. Los órganos pélvicos pueden dividirse en 3 compartimentos: anterior (vejiga y uretra), medio (útero y vagina, próstata y vesículas seminales) y posterior (recto, conducto anal y aparato esfinteriano). 

Detectar los músculos del suelo pélvico es tan fácil como tratar de contener la orina. Este será un punto. Otro punto a detectar será tratando de contener heces o gases y, por último, introduciremos un dedo en la vagina e intentaremos contraer los músculos del suelo pélvico. En esta ocasión deberemos sentir como la vagina se tensiona. 

suelo-pélvico-ejercicios-de-Kegel

Cómo hacer los ejercicios de Kegel 

Para ejecutar los ejercicios de Kegel es importante colocarse en una posición relajada y cómoda. Una de las posiciones recomendadas es tumbada en la cama o sentada en una silla. Una vez dominemos los ejercicios podremos realizarlos en cualquier posición y en cualquier lugar.

  1. Inhala aire por la nariz profundamente elevando el abdomen mientras se llena. En este momento debes mantener la musculatura relajada. 
  1. Exhala el aire suavemente por la boca y al mismo tiempo intenta contraer los músculos del suelo pélvico. 
  1. Contrae los músculos entre 3 y 6 segundos mientras exhalas. A este proceso lo llamaremos contracción. 
  1. Inhala otra vez y libera la contracción relajando por completo la musculatura. 
  1. Mantén los músculos del suelo pélvico relajado durante 10 segundos y vuelve a empezar. 
  1. Repite este ejercicio 10 veces, 3 veces al día. 

Precauciones 

Los ejercicios de Kegel no son complicados de ejecutar, pero debemos cerciorarnos de realizarlos correctamente para no dañar el suelo pélvico. 

  • Si sientes dolor deja de hacerlos inmediatamente. Estos ejercicios no son dañinos por lo que no deben hacer daño en ninguna ocasión. Si esto sucede será conveniente ponerse en manos de un profesional. 
  • No contraigas músculos cercanos. Cuando hacemos los ejercicios de Kegel puede haber tendencia a contraer el abdomen o los glúteos. Nuestro objetivo deberá ser contraer solamente la musculatura del suelo pélvico. 
  • La paciencia es la madre de la ciencia. Puede ser que al principio nos cueste realizar los ejercicios y no sepamos muy bien cómo hacerlos. Paciencia. Aprender a jugar al tenis o a baloncesto nos lleva un tiempo, aprender a contraer correctamente los músculos del suelo pélvico, también. 

Beneficios de los ejercicios de Kegel 

Fortalecer la musculatura pélvica tiene grandes beneficios. 

  • Reducción de la incontinencia urinaria y fecal. 
  • Reducción de síntomas de prolapso 
  • Prepara la musculatura para el parto 
  • Ayuda a recuperar la tonicidad después del parto 
  • Mejora las relaciones sexuales 

En Femini Care cuidamos de ti proporcionándote los mejores servicios para el cuidado del suelo pélvico. Gracias a nuestro equipo de fisioterapeutas especialistas en rehabilitación del suelo pélvico, podrás conocer cómo ejecutar los ejercicios de Kegel correctamente y así obtener unos mejores resultados a corto plazo. Puedes pedir cita aquí.

cuidados-suelo-pélvico

Cuidados para una buena salud del suelo pélvico

Una de cada tres mujeres en España sufre alguna disfunción pélvica. Este indicador nos hace replantearnos si le estamos dando la importancia suficiente al cuidado de nuestro suelo pélvico. Padecer problemas de este tipo agravan nuestra calidad de vida, siendo la pérdida de orina involuntaria o diferentes problemas en la esfera sexual dos de las afecciones más comunes entre las mujeres. 

Una de las cosas más importantes para el cuidado, prevención y tratamiento de las defunciones pélvicas es mantener un estilo de vida saludable.  

Llevar una buena alimentación 

La alimentación es la base de nuestra salud, y como ya hemos visto en otras ocasiones, la alimentación también es clave para nuestra salud íntima. En este caso, evitar la obesidad o disminuir peso ayudará a descargar la zona muscular del suelo pélvico y mantenerlo más relajado. 

Llevar una buena alimentación también ayudará a evitar el estreñimiento. El esfuerzo por defecar aumenta la presión abdominal y afecta a la estructura muscular pélvica. 

Ejercicios de Kegel 

Entrenar el periné te ayudará a prevenir posibles molestias de suelo pélvico. Para ello, los ejercicios más conocidos son los de Kegel. La realización de estos ejercicios no es sencilla por eso se recomienda hacer una visita fisioterapéutica para que las especialistas puedan explicarte cómo hacerlo correctamente sin contener la respiración y saber relajar la musculatura pélvica tras su contracción. 

Está demostrado que la práctica de este tipo de ejercicios monitorizados por un profesional es mucho más efectiva que los ejercicios realizados sin supervisión. Una correcta práctica de estos ejercicios te ayudará a mejorar los problemas de incontinencia urinaria por esfuerzo. 

Evitar deportes de impacto 

Los deportes de impacto favorecen la incontinencia urinaria por lo que es importante intentar sustituir estos deportes (como correr, zumba o pádel) por actividades de baja intensidad y de menos impacto como la gimnasia abdominal con hipopresivos o nadar. 

Si eres amante del running o el tenis, puedes compensar y fortalecer la musculatura del suelo pélvico con ejercicios de Kegel. 

Es importante destacar que no hay que abandonar el deporte por las pérdidas de orina, ya que esto propiciaría la atrofia muscular del sistema y perjudicaría indirectamente a los músculos del suelo pélvico. 

Evita fumar 

El tabaco interrumpe el proceso de la neocolagenogénesis, y la tos crónica de los fumadores también tiene un impacto negativo sobre la presión del suelo pélvico. 

Beber la cantidad de agua adecuada 

Aquellas personas que sufren pérdidas de orina deberán restringir la ingesta de agua sobre todo a partir de media tarde para evitar las micciones nocturnas (nicturia). Reduciendo moderadamente la ingesta de agua también evitaremos la incontinencia de urgencia por sobrecarga de líquidos. 

Cuidado postparto 

Las mujeres que hayan tenido más de un parto tienen mayor riesgo de padecer trastornos de suelo pélvico, ya que el paso del feto por el canal del parto produce estiramientos de las fibras musculares. Esto podría debilitar enormemente el suelo pélvico por eso, se recomienda fortalecerlo con ejercicios de Kegel y tomando ejemplo de algunos de los consejos que os hemos proporcionado.

Este problema no sólo afecta físicamente, sino que puede perjudicar de manera directa la esfera psicológica de cada mujer. Por eso, en  Femini Care te ofrecemos los mejores tratamientos para solucionar tus problemas de suelo pélvico de la mano de nuestro equipo de fisioterapeutas y, además, podremos acompañarte en el proceso gracias a nuestra unidad de psicología.  

que es un prolapso

¿Qué es el prolapso? Definición, tipos y tratamiento

La salud sexual de las mujeres es un tema todavía bastante tabú para muchas de nosotras. Un ejemplo de ello es el prolapso, que es una disfunción que muchas de nosotras padecemos, uno de los problemas más comunes que tenemos y del que tan poco hablamos.

Es muy probable, que muchas de vosotras no sepáis lo que es el prolapso aunque lo estéis padeciendo. Hoy os queremos contar qué es, qué síntomas tiene para que lo podáis identificar y comentaros qué tratamientos existen para combatirlo.

Prolapso ¿Qué es?

El prolapso es el descenso, en mayor o menor grado de uno o varios órganos que se encuentran en la cavidad pélvica (vejiga, vagina y útero, recto o ano). En su máxima gravedad este descenso de órganos puede salir al exterior de nuestro cuerpo.

Un prolapso aparece cuando se debilitan los músculos del suelo pélvico. Al debilitarse no pueden realizar la función de sujetar los órganos y se produce el prolapso. La debilidad de esta musculatura depende un poco de cada persona, de su fisionomía, genética y patologías. Algunas de las causas más comunes para que se produzcan prolapsos son:

  • Partos
  • Hiperpresión en estos músculos de manera continuada (tos crónica, estreñimiento crónico, levantar peso habitualmente…).
  • Descenso del nivel de estrógenos con la menopausia.

Se trata de una disfunción física que nos va a provocar un deterioro de nuestra calidad de vida social y sexual.

Tipos de Prolapso

Dependiendo del órgano que descienda podemos hablar de diferentes tipos de prolapsos:

Prolapso en el compartimento anterior

Se trata del descenso de la vejiga (cistocele) o que lo que descienda sea la uretra (uritrocele).

Prolapso en el compartimento medio

En este caso es el útero el que desciende (historocele) o la cúpula vaginal.

Prolapso en el compartimento posterior

Cuando lo que desciende es el recto (rectocele) o los intestinos (enterocele).

Síntomas del prolapso

Los síntomas que te van a advertir de que tienes un prolapso pueden variar dependiendo del tipo de prolapso que tengas y del grado en el que se encuentre. Hay casos de prolapsos tan leves que no se percibe ningún tipo de síntoma.

Igual que hay gente que puede no presentar síntomas hay mujeres que pueden tener uno o varios síntomas. Siempre que se presente algún tipo de síntoma te recomendamos que acudas a un especialista para que sea él el que te valore y te diagnostique de manera correcta.

Síntomas vaginales y pélvicos

  • Sensación y la pesadez de que tienes una bola dentro de la vagina.
  • Dificultad a la hora de introducir un tampón, o que éste se salga una vez está dentro de la vagina.
  • Dolor o molestia durante y post relaciones sexuales con penetración.
  • Disminución de la excitación y de la sensación del orgasmo.

Síntomas urinarios e intestinales

  • Incontinencia urinaria de urgencia.
  • Incontinencia urinaria de esfuerzo
  • Incontinencia urinaria mientas tienes relaciones sexuales.
  • Tener ganas de orinar muy frecuentemente (más de 8 veces al día)
  • Tener con frecuencia infecciones de orina.
  • Tener dolores a la hora de orinar o hacerlo de manera incompleta.
  • Dificultad para controlar los gases.
  • Sensación constante de ganas de ir al baño.
  • Estreñimiento que requiere apretar en exceso e incluso ayudar con los dedos a la expulsión de las heces.

¿Cómo ayuda la fisioterapia de suelo pélvico al prolapso?

Los síntomas del prolapso se pueden aliviar tomando ciertas medidas. Es importante mantener los músculos del suelo pélvico saludables, por eso la fisioterapia es un indispensable para acabar con los síntomas del prolapso, pero no siempre es suficiente. Dependiendo del grado de prolapso en el que te encuentres esto es lo que debes hacer.

Grados 1 y 2 de prolapso

Son los grados más leves de prolapso. En estos casos la fisioterapia de suelo pélvico es muy efectiva, puedes incluso revertir el prolapso. Como llevamos diciendo durante todo el artículo no todos los prolapsos son iguales y nosotras tampoco, por ello ponte en manos de una fisioterapeuta y tras analizar tu estado de prolapso te aconsejará qué técnicas debes utilizar para acabar con el prolapso.

Grados 3 y 4 de prolapso

En este caso el descenso de los órganos ya es mucho mayor y es necesaria una intervención quirúrgica. Si este fuera nuestro caso, además de la operación, es recomendable realizar fisioterapia de suelo pélvico tanto antes de la intervención como después.

Antes de la operación,  hará que tu musculatura se encuentre de la mejor manera posible para que cuando llegue el momento de intervenir quirúrgicamente tus músculos estén en buen estado.

Después de la operación te ayudará a que los tejidos inflamados mejoren y a recuperar la musculatura del suelo pélvico.

Además, el seguir realizando fisioterapia tras la operación de prolapso te va a ayudar a prevenir que te pueda volver a aparecer, porque sí, aunque lo hayamos quitado si no nos cuidamos y fortalecemos nuestro suelo pélvico puede volver a aparecer un prolapso.

Con la fisioterapia de suelo pélvico podremos reeducar nuestra zona perineal y entrenar toda la zona abdominal. También te ayudará a corregir hábitos posturales, haciendo hincapé en todas las actividades diarias que suponen un riesgo para nuestro suelo pélvico.

Si crees que puedes tener algún tipo de síntomas de los que hemos comentado o quieres saber en qué estado se encuentra tu suelo pélvico para prevenir futuros prolapsos ponte en contacto con nuestras fisioterapeutas especializadas en el mundo de la mujer.

bolas chinas

Qué son las Bolas chinas. Así te ayudan a fortalecer tu suelo pélvico

Las bolas chinas son un objeto que erróneamente suele asociarse a la práctica y disfrute sexual cuando lo cierto es que no es un artículo destinado al placer, sino a la salud.

¿Alguna vez te has preguntado qué son las bolas chinas? ¿Cómo funcionan? Te lo explicamos.

Qué son las bolas chinas

Las bolas chinas son un objeto utilizado comúnmente en fisioterapia del suelo pélvico cuyo propósito es lograr la estimulación del fortalecimiento y tono de los músculos que componen las paredes vaginales.

Su forma es muy característica y fácilmente reconocible: compuesto por dos esferas de algún material plástico, generalmente silicona, que se encuentran ligadas mediante un elemento de unión.

La magia de las bolas chinas se encuentra en su interior.

Para entender qué son las bolas chinas, necesitamos saber qué misterio ocultan en su interior.

Cada una de las dos esferas soportan dentro de ellas, otra bola de menor tamaño, siendo estas más pequeñas las encargadas de que las bolas chinas funcionen.

Colgando de una de las dos bolas, se desprende una especie de hilo tirante, que nos facilitará su extracción cada vez que finalicemos su uso.

Cómo funcionan las bolas chinas

Sobre cómo funcionan las bolas chinas, os diremos que su mecanismo es tan sencillo que estamos seguras de que cualquier chica podrá utilizarlas sin problema.

Aun así, conviene seguir alguna indicación para que su funcionamiento surta efecto y llevarlas te resulten lo más cómodo posible.

Como seguro ya habrás imaginado, las bolas chinas deben ser introducidas en tu vagina. En este caso, y sin ningún tipo de duda, recomendamos acompañar esta operación con algún tipo de lubricante que facilite su acceso.

Si has adquirido un pack de bolas chinas que incluya distintos tipos y tamaños de bolas, te recomendamos empezar por las más pequeñas, de manera que tu cuerpo se vaya acostumbrando e ir ampliando poco a poco su tamaño.

Aunque habrá chicas a las que introducir una bola china les pueda resultar una tarea embarazosa, lo cierto es que colocarlas no es mucho más complejo que utilizar un tampón.

Cuánto tiempo utilizar las bolas chinas

Nuestra recomendación es comenzar a utilizarlas durante unos 15 o 20 minutos (nunca con la regla).

Poco a poco podremos ir incrementando el tiempo que se utilizan las bolas chinas, hasta un máximo de tres horas diarias.

Cómo llevar las bolas chinas

Los primeros días, utilizaremos las bolas chinas solo en casa, para que puedas ir adaptándote a la presencia de nuestro nuevo compañero.

Si notas que se te escapan, no dudes en volver a recolocarlas tantas veces como sea necesario.

Pero lo ideal es que seas capaz de caminar con ellas, siendo tu propio movimiento el que haga vibrar las bolas de su interior y haga que tu suelo pélvico empiece a fortalecerse.

¿Te atreves a llevar las bolas chinas mientras vas a la compra o al trabajo? Nadie notará que las llevas puestas. Ni siquiera tú misma.

Efectos de las bolas chinas en el suelo pélvico

Como consecuencia de nuestro movimiento al caminar o al realizar cualquier inclinación o golpeo con nuestro cuerpo, las paredes vaginales percibirán una llamativa y sugerente vibración que son producidas por las bolas chinas.

En realidad, lo que estaremos percibiendo será la interacción de la esfera interior golpeando con la bola exterior, cuya acción estará fomentando la reacción y contracción natural de nuestra musculatura.

Sin lugar a duda, una sensación muy curiosa y divertida 😊

Las bolas chinas y su terapéutico

¿Sabías que nuestras paredes vaginales son un conjunto de músculos?

Del mismo modo que ir al gimnasio nos puede ayudar a tonificar nuestro cuerpo, el uso periódico de las bolas chinas nos ayudará a lograr que las paredes del suelo pélvico sean cada vez más robustas y resistentes.

Fortalecer las paredes del suelo pélvico mediante bolas chinas nos ayudará a solucionar los siguientes problemas comunes:

Síntomas del suelo pélvico para los que sirven las bolas chinas

  • Pérdidas de orina.
  • Dificultad para orinar.
  • Pérdidas fecales.
  • Recuperación postparto.
  • Dolor durante el sexo.
  • Falta de lubricación.
  • Vulvodinia (la vagina no se mantiene cerrada).

¿Sufres alguno de estos síntomas o problemas compatibles con las bolas chinas?

Fortaleciento tu suelo pélvico, gran parte de ellos podrán obtener mejoría en muy poco tiempo.

En cualquier caso, siempre te recomendaremos consultar con un especialista y concretar qué tipo de bolas chinas pueden servirte mejor de ayuda.

En Femini Care conocemos mejor que nadie el modo en el que te afectan los cambios de tu cuerpo. Nos hemos especializado en salud de la mujer y queremos ayudarte.

¿Tienes alguna duda? Hablemos

que es fisioterapia suelo pelvico

¿Cómo ayuda la fisioterapia del suelo pélvico a la mujer?

Antes de hablar sobre la fisioterapia del suelo pélvico es necesario saber qué es esta parte de nuestro cuerpo tan importante, y a la vez tan desconocida para muchas.

Es probable que hayas oído hablar sobre él, pero que no sepas hasta qué punto puede influir en nuestra calidad de vida.

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos que cierran la parte inferior de la cavidad abdominal.

Su función es sujetar los órganos pélvicos: vejiga y uretra, útero y vagina, recto y ano. Además, tiene una importante función sexual y reproductiva que se pone de manifiesto durante el embarazo y el parto.

Como ves, se encarga de cuatro funciones esenciales por lo que es muy importante que vigilemos, cuidemos y nos preocupemos del suelo pélvico, siendo la fisioterapia, la encargada de ayudarnos a conseguirlo.

Fisioterapia del suelo pélvico

Se trata de una rama de la fisioterapia que se enfoca en el cuidado del suelo pélvico, tanto como medida de tratamiento como de prevención, para mantener una buena salud.

Una disciplina terapéutica que permite prevenir, evaluar y tratar disfunciones del suelo pélvico.

El fisioterapeuta no sólo va a trabajar nuestra musculatura del suelo pélvico, sino que también va a centrarse en otros componentes con los que tiene relación:  abdomen, diafragma y columna lumbar.

La fisioterapia de suelo pélvico es una especialidad que está dirigida a todas las mujeres.

Por eso, es clave que sepamos que no sólo tenemos que acudir cuando sintamos una disfunción en esta zona, sino que antes de que esto ocurra es muy importante que tengamos consciencia de cómo se encuentra.

Esto se debe a que en el día a día existen factores de riesgo que pueden debilitar nuestra musculatura.

La prevención en la fisioterapia de suelo pélvico es imprescindible. Por ello, recomendamos cuidar siempre nuestra postura, y con técnicas fisioterapéuticas, trabajar el suelo pélvico y la franja abdominal para mantener un suelo pélvico en forma.

Proceso de la fisioterapia de suelo pélvico

Para entender qué es la fisioterapia de suelo pélvico, podemos dividir su cuidado en tres pasos:

Valoración de suelo pélvico

Antes de realizar cualquier tratamiento de fisioterapia de suelo pélvico es necesario conocer el estado de nuestro suelo pélvico.

Para ello, el fisioterapeuta nos realizará una entrevista clínica en la que recabe toda la información importante para conocer a fondo nuestro caso concreto.

Además, nos tiene que realizar una exploración física externa e interna del propio suelo pélvico, de la pelvis, abdomen diafragma y la postura.

Técnicas personalizadas

A partir de todos los datos que el fisioterapeuta haya recogido sobre nosotras, nos explicará en todo momento en qué estado se encuentra nuestro suelo pélvico y las diferentes técnicas que debe utilizar para tratar nuestras necesidades.

Qué tratamientos se utilizan en la fisioterapia de suelo pélvico

Después de que el fisioterapeuta especializado en suelo pélvico recaba toda la información sobre nuestra musculatura de la zona a tratar, puede realizarnos diferentes tratamientos:

  • Ejercicios específicos para reforzar y/o relajar la musculatura del suelo pélvico y abdominal, y como prevención y recuperación en el postparto.
  • Terapia manual
  • Masajes perineales
  • Estiramientos e inhibiciones de la musculatura
  • Electroterapia

Ejercicios fuera de consulta

Para que consigamos unos resultados óptimos no sólo es necesario ir a las sesiones con el fisioterapeuta, tenemos que realizar ejercicios en casa.

Estos ejercicios nos los explicará el fisioterapeuta para asegurarse que los vamos a realizar de una manera correcta y maximizar así los beneficios.

Beneficios de la fisioterapia de suelo pélvico

Prevención

Como dice el refrán, más vale prevenir que curar.

Es muy importante que todas conozcamos nuestro suelo pélvico y cómo podemos mantenerlo en forma para evitar futuras disfunciones urológicas o sexuales.

La fisioterapia de suelo pélvico nos ofrece la posibilidad de tener un seguimiento especializado sobre el estado de nuestra musculatura pélvica y nos dará las técnicas preventivas y rehabilitadoras para no llegar a tener problemas en nuestro suelo pélvico.

Corrige disfunciones y mantiene nuestra calidad de vida

A muchas mujeres nos aparecen dolores o problemas en nuestras zonas íntimas que asumimos que son normales ya que les ha pasado a nuestras madres y abuelas y no pensamos que tengan solución.

¡Nos equivocamos!

Muchos de estos problemas o disfunciones son provocados por no tener un suelo pélvico cuidado, y se pueden tratar con la fisioterapia de suelo pélvico.

Algunas de estas disfunciones son:

  • Incontinencia urinaria o fecal.
  • Descenso de órganos (Prolapso).
  • Dolor Perineal.
  • Estreñimiento crónico.
  • Embarazo o postparto.
  • Disfunciones sexuales (dispareunia, vaginismo).

La fisioterapia de suelo pélvico es más necesaria de lo que pensamos

Como verás, mantener un suelo pélvico en forma no es ninguna tontería, y es una zona que debemos mantener saludable en todas las etapas de nuestra vida.

La fisioterapia de suelo pélvico será nuestra aliada para conseguirlo. Nos ayudarán a prevenir y a corregir disfunciones y problemas que nos perjudican en nuestra calidad de vida.

Es importante que nos dirijamos a fisioterapeutas especializados que nos enseñen las técnicas y ejercicios correctos para que nuestra musculatura pélvica se mantenga saludable.

En Femini Care contamos con un equipo de fisioterapeutas especializadas, que te realizarán un estudio personalizado de tu suelo pélvico para poder ofrecerte un tratamiento que se ajuste a lo que necesites.  

Llámanos y concertemos una cita